La “nueva normalidad” nos ha dejado un panorama complicado para el pequeño y mediano comercio español donde el concepto adaptación cobra más sentido que nunca. Enviar tus productos de manera personalizada se ha convertido en una necesidad.

Según el estudio de Elogia “COVID-19 como acelerador de la sociedad digital” el 74% de los internautas ya realizan compras online, y de éstos un tercio declara haber aumentado la frecuencia de compra y servicios de mensajería durante la pandemia, incluso un 3% indica haber empezado a hacer compras online durante el confinamiento; lo que representa casi 800.000 nuevos usuarios. 

Para hacer frente a esta nueva situación, la mensajería va a tener un papel fundamental a la hora de satisfacer estas nuevas exigencias de los consumidores, donde la personalización, eficiencia y rapidez van a ser elementales para la diferenciación y supervivencia de los negocios. Si los comercios quieren ser capaces de satisfacer estas nuevas necesidades, deben enviar sus productos en torno a las siguientes tendencias:

Envía manteniendo tu propia marca y de manera flexible

Durante los próximos meses vamos a observar cómo el sector de la mensajería va a dirigir su esfuerzos en desarrollar hubs urbanos. Una tendencia de futuro cada vez más presente en las ciudades españolas y una realidad en las grandes metrópolis europeas que tienen como objetivo principal reducir las ventanas de entrega al mínimo posible. Mientras se normaliza este servicio de mensajería en España, muchos retailers ya utilizan sus tiendas como hubs urbanos, y otros negocios como los parkings de coches están adaptando nuevos espacios para enviar sus productos.

Otra clave es la nueva tendencia de las pymes españolas hacia servicios de mensajería  más personalizados que nunca. Actualmente, el 84% de los pequeños y medianos restaurantes valoran más contratar un partner tecnológico que les permita gestionar sus envíos sin pagar comisión, frente a un 16% que prefiere que un marketplace se encargue de todo el proceso y pagar una comisión por ello. 

Para que nos hagamos una idea de los que supone este tipo de tendencia, Stuart permite a cualquier tipo de comercio ofrecer entregas a domicilio (todo tipo de mensajería) con su propia marca y en su web en solo 3 clics de forma sencilla y económica. No tienen que pagar comisiones ni renunciar a su propia imagen corporativa para poder realizar sus envíos. 

Y es que, el negocio que envía a domicilio de manera eficaz y que sea capaz de adelantarse en la digitalización, saldrá reforzado de esta delicada situación. Aquí es donde los envíos rápidos y a conveniencia se han convertido en la base para ganar clientes y que crezca la facturación de las pymes.

Las entregas y devoluciones programadas son un servicio de mensajería a conveniencia del cliente, que le permite que su pedido le llegue en un día determinado y unas franjas horarias de 15 minutos. De esta manera, se consiguen reducir los envíos no entregados por ausencia del receptor, convirtiéndose en una herramienta crucial para satisfacer al nuevo consumidor post COVID.

Más respeto al medio ambiente y alquiler de licencias de mensajería

Todo este tiempo que nos hemos pasado confinados en nuestras casas nos ha permitido comprender la importancia de reducir las emisiones para el futuro de nuestro entorno. La proliferación de vehículos verdes -bicis y motos eléctricas- crecerá más que nunca, así como la mensajería. Las rutas de entrega dinámicas permiten ya a los negocios ir añadiendo y/o eliminando entregas según actualizaciones en tiempo real, facilitando envíos más eficaces y reduciendo el tráfico en las ciudades.

Otra de las claves de futuro para el sector de la mensajería será la externalización de la tecnología logística. Más pronto que tarde, las empresas logísticas permitirán licenciar su tecnología para que los comercios que lo necesiten puedan gestionar ellos su propia flota, y además, si lo prefieren, tengan acceso a los mensajeros autónomos en momentos con picos de demanda. 

Ya no tienes excusa: envía tus productos de una manera personalizada que se adecúe a los nuevos tiempos.

0 ¡Interesante!