Comprar por internet se ha convertido en parte de nuestro día a día, nos facilita las cosas y ahorra tiempo de colas y viajes innecesarios. Pero lo cierto es que siempre hay un riesgo cuando nos decantamos por una prenda de ropa, un móvil o incluso comida cuando compramos online. ¿me quedará bien la prenda? ¿el móvil es cómo me lo esperaba? ¿Me llegará la comida fría?, estas preguntas nos llevan todas al mismo punto, las devoluciones.

Y es que una vez que el cliente recibe el envío a través de su servicio de mensajería, se puede enfrentar a dos escenarios diferentes. Primer caso: su compra cumple con sus expectativas y decide quedarse con el producto y disfrutarlo. Segundo caso: su compra no se ajusta a su idea inicial y quiere devolverlo. ¿Qué pasa a continuación? El usuario se convierte en el responsable de enviar el paquete a la oficina de correos más cercana y lidiar con los diferentes horarios de apertura y cierre, muchas veces incompatibles con la vida cotidiana de un trabajador medio.

On-demand doesn’t necessarily mean same day [image 1]

Hablamos de un fenómeno que nos afecta a todos en mayor o menor manera cuando hablamos de el envío de paquetes. Según una clasificación realizada portal Idealo sobre las devoluciones, España se coloca como el segundo país en el continente con los clientes que más productos devuelven, solamente superado por Alemania, en primera posición, con un 6,29%.

Devoluciones personalizadas en envíos de paquetes, ¿son posibles?

Antes del boom del ecommerce en el que vivimos actualmente, los compradores online solo estaban interesados en la disponibilidad de un producto y su precio, pero ahora son mucho más experimentados y exigentes en lo que se refiere al servicio de mensajería.

El 67% de los compradores electrónicos consultan las condiciones de devolución del producto antes de finalizar una compra online. Si un ecommerce quiere mantenerse competitivo en el entorno actual, depende más que nunca de su capacidad para ofrecer una experiencia integral que satisfaga y anticipe las expectativas del cliente.

Y es que, si podemos recibir nuestros paquetes a la hora que mejor nos convenga, ¿Por qué no hacer lo mismo con las devoluciones?

Pongamos un ejemplo: a pesar de que el sector de la moda online está experimentando uno de los índices de penetración online más altos en el envío de paquetes, no podemos olvidar la desventaja histórica del ecommerce frente a las tiendas físicas: la incapacidad de probar una prenda antes de comprarla. Sin duda, una de las palancas para retener y atraer nuevos clientes es eliminar parte de esta penalización ofreciendo otro tipo de ventajas y facilidades. Iniciativas como el "Prueba y compra", donde el cliente no realiza el pago hasta que prueba el producto “in situ”, son soluciones que buscan satisfacer las expectativas de los nuevos compradores online.

Your customers and the dreaded queue [image 1]

Por esta razón, Stuart ofrece una experiencia de devolución simple, inmediata o programada. Con solo 2 clics, el cliente final elige cuando quiere que recoja su paquete el servicio de mensajería en franjas de 15 minutos, 7 días a la semana y por el mismo precio. En el mundo on-demand en el que vivimos hoy en día, es importante encontrar formas innovadoras de satisfacer a los nuevos tipos de compradores online. Las devoluciones a conveniencia son sólo el primer paso de un viaje que acaba de empezar.

Para más información no dudes en contactar con nuestro equipo comercial sales.madrid@stuart.com  o sales.barcelona@stuart.com .

0 pouet pouets