No queda nada para San Valentín, una fecha especial donde muchos celebramos el amor que sentimos por esa persona tan especial para nosotros. Este año 2021 va a ser más especial que en años anteriores debido a la crisis sanitaria que nos impide en muchas ocasiones estar cerca, disfrutar, o comer con los que más queremos.

Sin embargo, todos los años tenemos el mismo problema cada vez que se acerca la fecha ¿Qué le regalo este año? ¿Dónde podemos ir a comer? Desde Stuart hemos hecho una guía para colmar de detalles y regalos un San Valentín diferente: con desayuno, Sushi, flores, regalos...

Por la mañana

Nada más despertarnos solemos tener ganas de comer ¿qué mejor que recibir en casa un buen surtido de bollos y panes para desayunar? En la famosa Panadería Turris destacan sus magdalenas, cuya receta Xavier Barriga desveló en su libro “Pan”. Mucho se ha escrito sobre ellas y se han convertido en todo un fenómeno en la blogosfera gastronómica. A la hora de comer los productos de  Turris, has de saber que la calidad es clave, su proceso de producción comienza amasando todos los ingredientes y los dejan reposar 24 horas en frío. En sus obradores, dividen la masa, la forman y la dejan fermentar 24 horas más...y listos para comer.

Ahora y de la mano de Stuart, Turris ofrece la posibilidad de comer y degustar sus productos artesanos y de calidad de una manera más rápida y sencilla a través de Turris Online, su servicio de envíos a domicilio. La mejor manera de comenzar tu San Valentín.

Por la noche

Antes de la esperada velada y comenzar a comer, nada más romántico que un buen ramo de flores, ¿no? En Floristerías Herbs entregan flores frescas en 2 horas y el mismo día de la mano de Stuart. Todos sus ramos se confeccionan en sus floristerias lo que les permite disfrutar de ramos de gran calidad.

Por fin llega la cena romántica y nos surge la misma pregunta ¿Qué podemos comer? Ante la duda, un buen sushi siempre es una buena elección.

El Grupo Nomo, la cadena premium especializada en comida japonesa y sushi, ha creado su versión  a domicilio, Nomomoto. Su idea es llevar su famosa carta del restaurante a tu propia casa: Gyozas, Teppan-yaki... Su gran Sushi se elaboran al momento, es decir, que no existe nada preparado antes de que el pedido entre en cocina, al comer sus platos sentirás que estás viajando al mismísimo Japón. Su delivery está abierto los 365 días del año.

¡Ya no tienes excusa para disfrutar de un gran San Valentín sin salir de casa!

0 ¡Interesante!